miércoles, 14 de junio de 2017

El Salmo 23 del Espíritu Santo II


EL SALMO 23
DEL ESPIRITU SANTO II
Dedique 5 minutos a pedir al Señor, que le ayude a reflexionar, orar, crecer en el clamor, renovar y recibir de él su ministración espiritual para cada día.
Debemos diariamente pedir al Señor, que nos ayude a reflexionar, orar, crecer en el clamor, renovar y recibir de él su ministración espiritual para cada día.


El Señor Dios Padre; el Señor Jesús y Yo, somos uno.

Con santas misiones terrenales me enviarán;

Junto a su amada creación me mandará para obrar.

Completaré sus obras; Me guiarán por sus deseos amorosos por causa de nuestra gloria sublime.

Aunque ande por senda de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque su fluir estará conmigo;

Su palabra y su mandato me llevarán a intervenir.

Aderezan mesa de gozo y vida eterna para mí en presencia de mis resistidores;

Ungen mi representación con su aval y su autoridad; Mi labor la hago excelente en sus Nombres.

Divinamente su plan y su visión estarán en mí todo el tiempo de mi encomienda espiritual,

Y en el cielo, cuando terminen los tiempos, reinaremos y nos gozaremos.

Extracto del libro "149 salmos 23 temáticos para la vida espiritual"

Ofrenda a este ministerio de consejería y evangelístico con tarjeta de crédito:

.

.

Déjanos un mensaje de lo que Dios te habló, o de lo que más te llamó la atención, o te gustó.

.

.

.

** INGRESA CON TU FAMILIA AL REINO DE LOS CIELOS A TRAVES DE ESTA ORACION: **

Haz esta oración y sé salvo y sano espiritualmente:

Repite con nosotros:

Padre y Dios mío, vengo a ti, no puedo más, estoy tan cansado/a, me siento mal, tengo mil problemas, te necesito, ayúdame por favor, creo en tí, aunque no te vea o no te sienta, perdóname por mis pecados, me arrepiento por estar lejos de ti, te pido que me perdones, a través de tu Hijo Jesucristo, lo recibo a él en mi corazón, entra Jesús en mi, tu eres mi salvador, hazme una nueva persona, lléname de tu Espíritu Santo, de tu Palabra, de tu bendición, cámbiame, mejora mi vida, mi familia, mi economía, por favor te lo pido, ten piedad de mi oh Dios, yo te doy gracias, te alabo y te bendigo, y te daré toda la gloria, la honra y la alabanza. Amén.